• Español
Spanish English

Ecuador registró la mayor disminución de muertes de la pandemia

Español

Agosto 19, 2021 (El Universo) Las cifras son alentadoras, pero no definitivas. Las estadísticas más recientes del Registro Civil muestran que en la semana del 2 al 8 de agosto pasados se inscribieron 1.509 defunciones por todas las causas. La última vez que se registró esa cantidad de fallecimientos fue la tercera semana de marzo de 2020, antes de que iniciara la gran ola de mortalidad que azotó a Guayas y Santa Elena al inicio de la pandemia.

No obstante, aún existe un exceso de muertes con respecto a los registros históricos. Un análisis de EL UNIVERSO encontró que esos 1.509 fallecimientos superan en un 11 % al promedio de decesos registrados en esas mismas fechas de 2018 y 2019. Es el porcentaje más bajo registrado en lo que va de la emergencia sanitaria, aunque la cifra real podría ser un poco mayor pues el Registro Civil tarda semanas en recolectar y publicar los datos definitivos de las defunciones.

Debido a ese retraso aún no se puede determinar si en la semana pasada, del 9 al 15 de agosto, se mantuvo o no el exceso de muertes. Todavía hay mucho subregistro en las cifras. Lo cierto es que desde finales de abril los fallecimientos han decrecido paulatinamente.

En el peor momento de la crisis el exceso de muertes llegó al 416 %. Ocurrió en la primera semana de abril de 2020, cuando se registró el primer pico de mortalidad de la pandemia. En el segundo, en julio del año anterior, alcanzó el 90% ; y en el tercero, en abril pasado, el 143 %.

Las defunciones inscritas en el Registro Civil reflejan de mejor manera el impacto de la pandemia, pues se incluyen no solo las defunciones por COVID-19 sino de personas que tenían otras afecciones y no pudieron ser atendidas debido al colapso de los hospitales.

Desde que inició la pandemia hasta el domingo pasado, se registraron 70.134 muertes en exceso en comparación con el promedio de 2018 y 2019, de acuerdo con el análisis de EL UNIVERSO.

Esteban Ortiz Prado, médico especialista en Salud Global de la Universidad de las Américas, afirma que el país está experimentando algo que se conocer como “inmunidad híbrida”. Esto se da cuando en la población hay un número importante de personas que ha accedido al esquema completo de vacunación y otro grupo que ha superado el contagio desarrollando anticuerpos.

Un estudio realizado por Ortiz concluyó que, durante la pandemia, el incremento de casos confirmados iba acompañado de una subida en el exceso de muertes. Esa relación, afirma el especialista, se rompió en mayo pasado especialmente en la población de la tercera edad y se generalizó un mes después, en junio. Desde entonces, los casos han subido pero las muertes, bajado. “Eso es señal de que las vacunas funcionan”, señala.

La epidemióloga Andrea Gómez Ayora apunta que la reciente disminución de muertes se puede deber no solo por el avance de la vacunación; también es posible que estemos entrando a una estación de bajo impacto del virus.

“Este tipo de enfermedades respiratorias, como la Covid o la influenza, suelen convertirse en estacionarias, es decir, que en algún momento habrá meses que haya mayor probabilidad de contagio que en otros”, explica. Y recuerda que en estos mismos meses, el año pasado, la curva de casos y muertes se redujo.

Gómez advierte además que hay que seguir con las medidas de bioseguridad (uso de mascarilla, lavado de manos y distanciamiento social), por varias razones: primero porque las personas vacunadas pueden transmitir el virus a las no vacunadas; segundo porque la vacuna disminuye pero no anula la probabilidad de desarrollar un cuadro grave; y porque se debe evitar la circulación del virus para que no aparezca una nueva mutación más amenazante.

Fuente: https://www.eluniverso.com/noticias/ecuador/coronavirus-covid-19-ecuador...