• Español
Spanish English

Corea del Sur propone un presupuesto récord de 604 billones de wones para 2022 en medio de la pandemia

Español

Agosto 31, 2021 (Yonhap) Corea del Sur ha propuesto, este martes, un presupuesto récord de 604,4 billones de wones (519.000 millones de dólares) para el próximo año, ya que planea mantener los gastos fiscales expansivos para consolidar la recuperación económica y estrechar las brechas sociales causadas por la pandemia.

El presupuesto propuesto, aprobado por el Gabinete, supone un aumento interanual del 8,3 por ciento en comparación con el presupuesto de 558 billones de wones (479.000 millones de dólares) de este año, según el Ministerio de Economía y Finanzas.

El incremento es menor que el aumento interanual del 8,9 por ciento para este año. El Gobierno planea presentar, el viernes, la propuesta presupuestaria a la Asamblea Nacional para su aprobación.

El ministerio dijo que continuará manteniendo, el próximo año, su política fiscal expansiva para apoyar la recuperación económica, incrementar los gastos en los esfuerzos antivirus y frenar la profundización de la desigualdad de ingresos.

El país se centrará también en la mejora de la salud fiscal frente a las crecientes deudas nacionales, con el fin de reducir un déficit fiscal en consonancia con la recuperación económica.

El ministro de Economía y Finanzas, Hong Nam-ki, dijo, en una sesión informativa, que la repercusión de la pandemia podría prolongarse hasta el próximo año, justificando la necesidad de mantener la política fiscal expansiva. Agregó que, en 2023, podrían tener que empezar a normalizar gradualmente las medidas de estímulo en consonancia con la recuperación económica.

La cuarta mayor economía de Asia se encuentra en una senda de recuperación gracias a las sólidas exportaciones. Sin embargo, la recuperación no está equilibrada en todos los sectores, mientras se están profundizando las brechas de ingresos entre los más y menos favorecidos, lo cual se conoce como una recuperación en forma de K.

Además, se teme que el último resurgimiento de los casos de coronavirus afecte la demanda interna y perjudique a los sectores de servicios presenciales, desacelerando potencialmente el crecimiento económico.

Según la propuesta presupuestaria, el Gobierno destinará 216,7 billones de wones (186.000 millones de dólares) a los ámbitos de salud, bienestar social y laboral, lo que constituye un aumento del 8,5 por ciento con respecto a este año.

El presupuesto para las industrias y las pymes, supondrá un incremento del 6 por ciento, a 30,4 billones de wones (26.000 millones de dólares). El país planea designar 11,9 billones de wones (10.000 millones de dólares) para el sector medioambiental, lo que supone un crecimiento del 12,4 por ciento interanual, para ayudar principalmente a alcanzar la meta de lograr la neutralidad de carbono para 2050.

En detalle, el Gobierno planea gastar 31,3 billones de wones (27.000 millones de dólares) para ayudar a crear 2,11 millones de puestos de trabajo el próximo año y 18,8 billones de wones (16.000 millones de dólares) para reforzar la red de seguridad social.

El país gastará 1,8 billones de wones (1.500 millones de dólares) para compensar a los trabajadores autónomos por las pérdidas causadas por las órdenes estatales de cerrar o suspender las operaciones de negocios debido a la pandemia del COVID-19.

El Gobierno está buscando gastar 5,8 billones de wones (4.900 millones de dólares) en la adquisición de más vacunas contra el COVID-19 y el fortalecimiento de los esfuerzos antivirus. Alrededor de 700.000 millones de wones (600 millones de dólares) estarán destinados a crear un fondo para financiar un proyecto sobre un centro mundial de producción de vacunas en el país.

Con los gastos fiscales expansivos, se espera que la deuda nacional del país supere los 1.000 billones de wones (858.000 millones de dólares), por primera vez, el próximo año.

Se espera que la deuda pública llegue a 1.068,3 billones de wones (916.000 millones de dólares) en 2022, lo que supone un aumento en comparación con los 965,3 billones de wones (828.000 millones de dólares) estimados para este año. El coeficiente de endeudamiento nacional podría alcanzar el 50,2 por ciento, lo que constituye un incremento frente al 47,3 por ciento estimado para el presente año.

El ministerio dijo que el Gobierno planea vender, el próximo año, los bonos del Tesoro de 167,4 billones de wones (144.000 millones de dólares), incluidos los bonos para cubrir el déficit valuados en 77,6 billones de wones (68.000 millones de dólares). En lo que va del año, el país ha vendido bonos del Tesoro valuados en 186,3 billones de wones (160.000 millones de dólares).

Sin embargo, se pronostica que el déficit fiscal del país disminuya el próximo año, debido, principalmente, a altos ingresos fiscales previstos, según la estimación del ministerio.

Se espera que el balance fiscal registre un déficit de 55,6 billones de wones (47.700 millones de dólares) en 2022, lo cual es menor que el déficit de 90,3 billones de wones (77.500 millones de dólares) estimado para este año.

El año pasado, la deuda nacional creció en una mayor cantidad histórica de 123,7 billones de wones (106.000 millones de dólares) a un máximo histórico de 846,9 billones de wones (727.000 millones de dólares), debido a que Corea del Sur implementó enormes gastos fiscales en medio de la pandemia.

Además del presupuesto estatal, el país esbozó dos rondas de presupuesto extraordinario que totalizaron alrededor de 50 billones de wones (43.000 millones de dólares) este año para proporcionar apoyo a los pequeños comerciantes y ciudadanos vulnerables.