• Español
Spanish English
4to Seminario Académico del Observatorio América Latina – Asia Pacífico

Un grupo disidente norcoreano admite su intrusión en la embajada norcoreana ante España y sus vínculos con el FBI

Undefined

Marzo 27.- El grupo disidente norcoreano "Free Joseon" ha confirmado que estuvo detrás del asalto a la Embajada de Corea del Norte en Madrid, España, sucedido el mes pasado, y que tenía vínculos con la Oficina Federal de Investigación (FBI, según sus siglas en inglés) de Estados Unidos.El 22 de febrero, un grupo de intrusos no identificados irrumpieron en la Embajada de Corea del Norte en la capital española, ataron al personal de la embajada, registraron el complejo y huyeron con ordenadores y documentos unas cinco horas más tarde, según informes de prensa.

España ha emitido dos órdenes de arresto internacionales para los miembros del grupo, según los informes."Free Joseon", conocido anteriormente como Cheollima Civil Defense, subió el martes a su página web una publicación titulada "Hechos sobre Madrid", en la que reconoció su intrusión en la embajada norcoreana ante Madrid, afirmando que "no fue un asalto, sino que respondió solamente a la situación de emergencia en la embajada"."Hemos sido invitados a la embajada y no hubo ninguna persona amordazada o golpeada, a diferencia de los informes mediáticos", dijo el grupo, subrayando que no usó ninguna arma y que todos los ocupantes de la embajada fueron tratados con dignidad y con la precaución necesaria.Sin embargo, en una filmación publicada por el grupo, se puede ver que un hombre rompe contra el suelo dos retratos de los exlíderes del régimen comunista, Kim Il-sung y Kim Jong-il, que estaban colgados en la pared de una oficina.

"Free Joseon" dijo que tiene pruebas para verificar su relato, pero dijo que no las revelará en este momento para proteger a sus miembros y a aquellos que buscan su ayuda.El asalto a la sede diplomática se produjo cinco días antes de la segunda cumbre entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, que tuvo lugar, del 27 al 28 de febrero, en Hanói, Vietnam.El grupo afirmó que ningún Gobierno estuvo involucrado en el asunto y que tampoco tiene nada que ver con la cumbre de Hanói.

Asimismo, el grupo señaló que acordó con el FBI guardar secretos mutuamente e intercambió "cierta información" que posee un enorme valor potencial, pero que parece que tal acuerdo fue roto y que la filtración de información a los medios de comunicación es un gran abuso de confianza.

Fuente: https://sp.yna.co.kr/view/ASP20190327003000883?section=nk/index