• Español
Spanish English
Webinar internacionalPerfiles de países Asia PacíficoNoticias Asia PacíficoPublicacionesDashboard: información didácticaBoletín Horizontes

Alza paulatina del aporte al IESS y el retiro voluntario son las dos vías para asegurar el pago de pensiones

Undefined

Diciembre 24 (El Comercio).- El estudio actuarial, que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) hizo público el viernes 20 de diciembre del 2019, hace dos recomendaciones principales para atender el déficit que registrará la entidad para cancelar las pensiones de los futuros jubilados.

De acuerdo con ese informe, el Seguro no es sostenible a 40 años, es decir, no será capaz de responder a los trabajadores que hoy ingresen al sistema y que se jubilen en el 2058. El Seguro contará con recursos para pagar las pensiones hasta el 2053, siempre que el Estado pague en su totalidad el aporte del 40%. Sin esa contribución, el fondo se quedaría sin reservas en el 2023.

Considerando la contribución del Estado, el déficit sería de USD 4 500 millones. Sin embargo, de no contar con ese aporte, al IESS le faltarían USD 70 000 millones para cubrir las pensiones hasta el 2058. Frente a ese escenario, el estudio, que fue aprobado por el IESS y auditado por una empresa externa, sugiere un incremento paulatino del aporte de los afiliados del 0,5% cada 10 años, hasta completar un alza del 2%. La propuesta es que el ajuste se inicie desde el 2025.

La segunda sugerencia del estudio actuarial es generar incentivos para que los afiliados retrasen voluntariamente su jubilación, con el beneficio de tener una pensión más alta.

Fuente: https://www.elcomercio.com/actualidad/recomendaciones-sostenibilidad-iess-pensiones-jubilados.html